viernes. 19.08.2022
BORJA

Golfos y cantantes

Escribo hoy de la golfería mandante, que durante décadas nos han robado

jose-luis-iglesias-riopedre.jpg

Escribo hoy de la golfería mandante, que durante décadas nos han robado en Asturias lo que no está escrito en los papeles. Sinceramente, no creo, o no quisiera creer, que Tini Areces haya robado un euro, pero caramba: O no se enteraba de una, o miraba para otro lado. Y es que su mejor amigo político, Riopedre, se la armó bien armada, a pesar de que Trevín, desde la Delegación del Gobierno mandaba en la Policía y Guardia Civil. Y en el caso de Trevín, sí les aseguro categóricamente que sí lo sabía. Él nunca dejó de ser Maestro, número 1 de su promoción y, a pesar de vivir mucho mejor de la cosa política, nunca renunció a su profesión. Estoy convencido que Trevín sabía todo de los Riopedre y la otra. Su amiga, la de Llanes, “la Roldana”, es una exmonja que  es mucho peor que una monja. Y, según la policía, de pico fino. Sus gustos acreditados por los investigadores judiciales nos describen a  esta María Jesús Otero como una persona siempre distante y con cara de malas pulgas. Iba a las inauguraciones con su cara de gravedad y atuendos de monja, pero de la que salía acudía a los mejores hoteles y restaurantes. Una monja de pico fino. Al final, la amiga de Trevín también se la jugó, pero Trevín es demasiado hábil para escapar de una más que segura quema.
Y lo hizo con una maestría propia de un buen maestro, de la misma manera que se deshizo de José Ángel Villa cuando se vio metido en el asunto del dinero acumulado. Mi amigo Trevín es muy hábil, muy ambicioso en la política y por eso deduzco que avisó a Tini Areces de las malas andanzas de Riopedre, seguro detonante de que antes de que estallara el caso MA (Marta) RE (Renedo) A (Avilés) “MAREA”, Riopedre cesara aduciendo una milonga como hacen todos. Yo sé que a Tini le costó un gran disgusto, igual que sé que nunca creyó a los que lo avisaron de lo que estaba pasando, mucho antes de que saltara el caso.

Lo que sí sé, es que Tini, ya “destinado” en Madrid de Senador, sigue dolido y mucho más cuando mezclan a su mujer, una chica muy guapa, que dudo se dedicara a hacer chanchullos. No me lo da porque Soledad Álvarez Saavedra sí es de gustos caros. Pero a diferencia de la ex monja, nunca lo ocultó, pues sus vestidos eran de modistas tipo Elena Benarroch y otros, que te cobran por una falda miles de euros y además con cara de sonrisa. Tini sigue cometiendo errores para ayudar a su amigo Riopedre, como reunirse en lugares públicos.

Pero este par de sujetos hoy metidos de lleno en el caso Marea, son los culpables de miles de carencias en nuestros Institutos. Actuaron de forma golfa, según informes desvelados.

Resumen de los resúmenes: unos por no hacer caso (Tini Areces); otros por avisar a destiempo (Trevín), y otros por presuntamente robar, jorobaron en gran medida a nuestros escolinos. Pues que saquen a subasta los bienes inmuebles de estos sujetos y nada de cárcel: hagamos una cárcel de papel para este par y toda su comparsa, por golfos. Esa cárcel de papel es para que hagan cosas útiles para la sociedad, como puede ser dar clases sin cobrar, limpiar las aulas o cualquier cosa que de ejemplo. En la cárcel actual con los años que tienen pasarán poco tiempo y dando clase hasta que mueran darían ejemplo de lo que no se debe hacer.

Cantantes
La pasada semana nos desplazamos a ver en el Pub Aguanta Sound de Cangas de Onís a un artista fuera de lo normal. Alan Álvarez es un profesor de música con la carrera de violín acabada, que toca de maravilla.

Estoy convencido que triunfará y, luego, sus amigos tendremos que convencerlo para traerlo a Cangas para dar un multitudinario concierto. La gente es muy dada a criticar, pero este muchacho tiene que triunfar, porque es muy bueno. Tiempo al tiempo, porque uno de los mayores defectos míos es ver donde los demás no ven y encima contarlo. Alan triunfará seguro, como EL FIELATO lo hizo. No por nada, porque como me dijeron el lunes en una comida: “Eres muy buen periodista”. Si ellos lo dicen y cumplimos 25 años, puede ser que tan malo no sea.
De paso conocí la instalación del Aguanta, cuyo propietario es muy de los Rallyes y mientras esperaba la actuación veía estupendos videos de Rallyes. Un lugar muy afalladizu y muy bien montado. Me lo pasé pipa. De esto presta escribir, más que de esa golfería mandante antes citada.

                                                                                                 [email protected]

Golfos y cantantes
Comentarios