lunes. 08.08.2022

Bancos y "Borbónidos"

“Soy viejo, pero no idiota”, es una frase en la que se hace una llamada a la golfería bancaria, que no hacen más que cerrar sucursales y echar a empleados. Un dato que poca gente tiene claro: esos bancos, los de 70.000 millones que les apoquinamos para que no quebraran, echan a sus empleados, pero usted y yo pagamos la primada. El truco más o menos es conjugar el despido con el paro y mil triquiñuelas para que se cumpla aquello tan manido: “la banca siempre gana”.

Uno de mis mayores defectos es que donde la gente no ve, yo lo veo clarísimo. El problema es que soy tan imbécil que lo cuento, ante la cara de pasmado de la persona a la que se lo expongo. Ojo, no me gusta eso que mucha gente denomina visionario.

Indudablemente a mis casi 68 años soy viejo, y lo de los Bancos lo vi clarísimo hará unas tres décadas más o menos (muchos se empeñan en prolongarte la vida artificialmente: “tas hecho un chaval”)  Los empleados del Banco, abandonaban las máquinas de escribir de carro ancho , porque llegaban los cajeros. La cara de felicidad del empleado que te tenía que dar mil duros por ventanilla –cinco mil pesetas de aquel entonces– era inconmensurable, porque ya te mandaba al cajero en vez de atenderte por ventanilla. Para los que no son viejos, las máquinas de carro ancho eran una máquinas de escribir donde los bancarios metían unas cartulinas grandes para anotar los movimientos de tu cuenta. Para rematar llegaron los ordenadores, con la cara de felicidad de los bancarios, porque tenían que trabajar menos. Luego los bancarios vieron como los echaban del trabajo por miles. Unos visionarios de cojones, que no la vieron venir y pensaban que el Banco les iba a seguir pagando por hacer muy poco. Pues como “soy viejo, pero no idiota” les digo a los decenas de miles de ex empleados de Banca, que su gozo de la que vinieron los cajeros y los ordenadores, hoy se convirtió en el pozo de estar sin trabajo a los 55/60 años, con una prejubilaciones a pagar entre todos los españolitos. Los Bancos utilizan mil triquiñuelas para pagar lo mínimo para echarlos. Así nos va.

“Borbónidos”

 Como la gente lee poquísimo y ve horas de televisión, les recomiendo encarecidamente que vean GRATIS en Prime Video el documental en cinco capítulos, “Borbón, la maldición de un apellido”.

PINCHEN AQUÍ PARA VERLO

Nada más que la vean, se enterarán de cómo es la genética de los Borbones. Mi padre, una buenísima persona, nada idiota y abogado laboralista, me dijo en 1969: “vuelven a España los Borbones. Otra vez nuestra nación  entrará en desgracia”. No se equivocaba ni un ápice. Y si vieron el documental “Borbón, la maldición de un apellido” entenderán cómo actúan estos sujetos. Dicen que don Ramón María del Valle Inclán, escritor, poeta y director de la Academia de las Bellas Artes de Roma, dejó escrito:

“Al rey Borbón no lo echaron por Borbón; lo echaron por ladrón”, en clara referencia a Alfonso XIII. Por lo que vamos viendo siguen con la tradición. Las regularizaciones de millones de euros con Hacienda años después, los millones pagados a Corina..., son genética “Borbónida”. 

Al “Borbónido” cuando se hizo la Constitución, sólo le interesaba que su figura fuera inviolable, para luego poder –por ejemplo– matarte con la ley en la mano

Pero el padre del hoy Duque de Fernández Miranda -vecino muy frecuente en el concejo de Parres- diseñó una jugada maestra para que cuando Franco muriera, su familia fuera intocable y, los mismos que mangoneaban con él (Entrecanales, March, Villar Mir) siguieran mangoneando con el Rey. Así fue y es. Que nadie olvide que el Rey Emérito (con mucho mérito) se crió con la hija y nietos de Franco. Son como familia y todos creen que España les pertenece. Yaaaaaaaa….. Torcuato Fernández Miranda ya se cuidó bien de que el “Borbónido” y futuro Rey, fuera el “amu les pistoles”, porque continuaría como Capitán General de todas las fuerzas armadas.

Al “Borbónido” cuando se hizo la Constitución, sólo le interesaba que su figura fuera inviolable, para luego poder –por ejemplo– matarte con la ley en la mano; o robar, o beneficiarse de la mujer requerida pagada por todos los Españolitos de a pie. Y todo el mundo a callar. Hoy ya vamos viendo como don Carlos Márquez Argüelles-Meres, mi padre, no se equivocaba en nada.

Y que nadie caiga en la trampa de que el actual Rey es diferente. De eso nada. La genética manda, y es otro Borbón.

Usted, amadísimo parroquiano se preguntará. ¿Cómo los políticos del PSOE y PP sabiendo quien son los Borbones, los protegen tanto? Pues está clarísimo:

Echar al Rey en estos momentos –por méritos propios acumulados–, nos llevaría a un inmenso jaleo al tener que establecer una República con muchos peligros y enormes gastos que ello conlleva. Vivimos unos tiempos MALÍSIMOS, para esos cambios. Y no nos queda otra de seguir viendo como decía papá: 

España y de la mano de los Borbones está en desgracia.

ESTEBAN VALLÍN

El Colungués Esteban Vallín se marcó un objetivo muy complicado. Correr el Rallye de Montecarlo y terminarlo. Luchó lo indecible por sacar adelante un proyecto real, con mucho esfuerzo y trabajo diario (mi lema de EL FIELATO). Hasta hizo un disco buenísimo, con el cual sacó parte del dineral que cuesta competir en ese Rallye. Ver en el podium de llegada a Esteban Vallín (terminar un Rallye de Montecarlo es complicadísimo) me produjo una gran satisfacción.

Bancos y "Borbónidos"
Comentarios