sábado 27/11/21

Imaginad a Rosita Morán

De la que escucho atentamente Imagine, del brutalmente  asesinado John Lennon, busco algunas partes en su canción, que puedan encajar perfectamente en la manera de entender la vida, como lo hacía Rosita Morán:

Dice Lennon en su preciosa canción Imagine:

“Imaginad que no hay paraíso, es fácil si lo intentáis.

Ni infierno a nuestros pies en lo alto solo el firmamento, imaginad a todo el mundo viviendo el hoy”.

Pero Rosita Morán sí imaginaba el paraíso en lo alto del firmamento. Lo del infierno no estaba hecho para ella. Era la bondad en persona y la amabilidad andante. Siempre una palabra amable para todo el mundo, sin olvidar que el trabajo era sumamente necesario. De su trabajo diario salían unos platos para chuparse los dedos. Aquella fabada, pote de berces o su arroz con leche..., quitaban la mala leche a tanto mandante-mangante, de los que abundaban entre sus clientes asiduos.

¿Qué le importará a la ministra Teresa Ribera cerrar térmicas, para que Asturias cierre empresas y nos quedemos a oscuras? Seguro que ella verá con muy buenos ojos todas nuestras minas cerradas y los lobos matando a nuestra cabaña ganadera. A ella qué le importan los pastores y el queso de Gamonéu.

¿Qué le importarán a ella los precios abusivos de la luz que es un bien de todos? A la Vicepresidenta, la electricidad le sale por la cara. Por la cara dura que tiene.

rosita-moran-01

Rosita Morán

Ahora parece que la señora Ribera, explotadora y destructora de esa Asturias del alma mía, de la de Rosita Morán y otros muchos fue la que mandó cerrar de ipso facto todas las centrales térmicas en Asturias y proteger al lobo, perteneció al consejo de Liderazgo Global de la United Nations Sustainable Development Solutions Network (UNSDSN): PELIGROSÍSIMA.

Ahora ella es la que obedece órdenes para que la electricidad se compre a otros países amigos suyos a precios de oro y que los lobos campen por sus respetos en esas tierras que Rosita Morán tanto quería.

Y así con esos precios de la luz, los cocineros como ella y pequeños comerciantes de los pueblos tendrán que cerrar.

Mientras, estos golfos gobernantes viven a cuerpo de rey gastando la luz que les viene en gana.

Jonhn Lennon, en otra estrofa de sus maravillo canción Imagine:

“No tiene por qué haber avaricia ni hambre una hermandad humana”.

Efectivamente Rosita no era avariciosa y detestaba que la gente pasara hambre. Rosita era la bondad andante.

Imaginad a Rosita Morán
Comentarios