martes. 28.06.2022

Alcaldes de barrio: experiencia y esperanza

alcaldes-barrio-parres
Por la izquierda: Iván Fernández, Manuel Alonso y Jesús Montes.

Alcaldes de barrio de Parres

De entre los más de treinta alcaldes de barrio del concejo de Parres le pareció oportuno al cronista que redacta estas líneas reunir al más veterano de ellos y a los dos más jóvenes.

Más de cuatro horas de charla entre ellos han supuesto toda una lección de esa campechanía y sencillez tan propias del mundo rural.

Manuel Alonso García -conocido como Manolín el de La Roza Parres- es posiblemente uno de los alcaldes de barrio más longevos de España, puesto que con 87 años de edad lleva desempeñando este cargo desde hace 53 años.

Fue nombrado alcalde en junio de 1969 cuando el regidor del concejo de Parres era Venancio Prado González, también médico en la villa.

Por lo tanto, ya ha visto ocho alcaldes sucesivos pasar por la Casa Consistorial de Arriondas.  Es lógico que este longevo alcalde de barrio observe cómo la vida de los pueblos en nuestros días en nada se parece a la de hace más de medio siglo.

Su casa -ubicada en el El Llanu- es un lugar habitual de tertulias en las que, junto a Manuel, participan algunos de los pocos vecinos del pueblo. Siempre dispuesto a colaborar en todo, hasta en la espléndida finca de su casa se celebra desde hace 40 años la parte profana de la antiquísima fiesta de Los Remedios, una emotiva conmemoración que va a cumplir 358 años, puesto que está documentada con todo tipo de detalles el origen de la capilla que se abrió al culto el día 2 de julio de 1664.

Manuel se dedicó a las labores del campo toda su vida, y ahí sigue en el pueblo del que es alcalde, con 30 vecinos censados, muy lejos de los que tenía hace décadas, cuando ese era casi el número de niños y niñas que acudían a la escuela local.

La Roza Parres se encuentra a unos 9 kilómetros de Arriondas y a poco más de 2 km. de Cangas de Onís.

Hace medio siglo La Roza Parres no tenía carretera que la uniese con Cangas de Onís a pesar de estar tan cerca, y cuenta Manuel cómo la electricidad no llegaría hasta los años 70 del pasado siglo, la cual -junto con la traída de agua potable desde Güeyu Prietu- colmaría uno de sus mayores deseos para el bien de la comunidad vecinal. El servicio telefónico público rural llegó en el año 1973 y el acondicionamiento de la carretera de San Juan de Parres a La Roza supuso 2.014.432 pts.

A Manuel se le ve satisfecho con su labor, goza de buena salud y su memoria y lucidez son envidiables para su edad. Entretanto, dedica parte de su tiempo a pequeñas labores por la huerta y cuida de sus plantas con muy buen resultado.

Reunirse con los vecinos en la escuela del pueblo recién restaurada es también una forma de convivencia e intercambio de ideas y proyectos.

Los alcaldes de barrio los define la ley como personas de confianza del alcalde del municipio y -en el caso de que hubiese más de un candidato para el puesto cuando queda vacante- suele celebrarse una reunión vecinal para proceder a la consiguiente votación.

Iván Fernández González fue nombrado alcalde de Cofiñu hace dos años, cuando él contaba con tan sólo 18.

Jesús Montes Hevia tiene 20 años y es el nuevo alcalde de Güexes desde hace unos días, sustituyendo a otro de los que fueron emblemáticos alcaldes de barrio, el estimado Rodrigo Suárez García, fallecido apenas hace tres meses después de desempeñar la representación vecinal durante 36 años.

Tanto Iván como Jesús escucharon a Manolín con la misma atención que un nieto observa y atiende a su abuelo, y saben que los tiempos de posguerra que le tocaron vivir a él en nada se parecen a los que ahora disfrutan ellos en su juventud; confirmaron lo que es estar atento a las necesidades de los vecinos, a saber mediar para que las posibles reivindicaciones sean consensuadas, a cómo dar a conocer a los vecinos la información que les sea remitida desde el Ayuntamiento y otros asuntos similares.

Los dos jóvenes alcaldes tienen sus ideas y saben bien cuál es su dedicación, porque ambos son jóvenes comprometidos con el medio rural en el que viven, una población cada día más reducida y a la que deberán apoyar en todo cuanto esté en sus manos.

Ambos compatibilizan esta atención al servicio vecinal del núcleo en el que viven con otras dedicaciones, Iván trabajando principalmente en la construcción con su padre, y Jesús cursando en la Universidad de Oviedo el Grado de Historia.

De modo que, reunidas de una parte la experiencia que da ser durante 53 años alcalde de un núcleo rural y, de otra, la esperanza de una labor que se inicia cuando un joven se ofrece voluntariamente para ayudar a sus convecinos, el resultado no puede ser otro que una obra bien rematada en cualquiera de los casos.

Aunque aquí he traído a estos tres alcaldes representativos de la experiencia que nos ofrece Manuel Alonso García y de la esperanza vecinal que inicia su camino en las personas de Iván Fernández González y de Jesús Montes Hevia, en el listado de alcaldes de barrio del concejo de Parres hay más de otros treinta hombres y mujeres que nos darían mil y una lecciones de entrega, ayuda, asistencia y apoyo.

Gracias a todos ellos por su labor desinteresada para que los pueblos y barrios del concejo sean cada día más prósperos.

Alcaldes de barrio: experiencia y esperanza
Comentarios