jueves 19/5/22

IGP Ternera Asturiana

La I.G.P. Ternera Asturiana cerró el año 2021 con 6.871.098 de kilos de carne certificada,  que supone un valor comercial para el sector primario de la carne de vacuno asturiano certificada bajo marca de calidad superior a los 33.670.000 euros y un empleo medio directo relacionado con los sectores inscritos de más de 10.000 personas. Los kilos de carne certificada suponen un 0,1% más con respecto al año 2020. 

Ternera Asturiana lleva certificados desde el nacimiento de la marca en 2002 103.559.910 kilos.

 

En 2021  se sumaron a la marca 112 nuevas explotaciones y 5 cebaderos. La Carne certificada de Ternera Asturiana está presente en 1.000 puntos de venta.

Más de seis mil explotaciones

La I.G.P. Ternera Asturiana ya integra 6.135 explotaciones ganaderas del Principado de Asturias, con 88.044 vacas reproductoras. A lo largo del pasado año, 112 explotaciones nuevas se han inscrito en los registros de la marca. También se han incorporado 5 cebaderos, lo que permitirá que un mayor número de terneros se finalice en Asturias y, por tanto, se incorpore a la marca, aumentado su potencial productivo. 

El sector industrial también ha experimentado un aumento muy destacado a lo largo de 2021, incorporándose a los registros de la I.G.P. 10 nuevos comercializadores. Todo ello hace que en la región ya existan 9 mataderos, 23 salas de despiece y un total de 72 mayoristas que comercializan Ternera Asturiana en toda España, a través de más de 1.000 puntos de venta. Además del impulso de nuevos canales de venta, como la venta on line y la venta directa, el comercio de proximidad sigue creciendo, continuando la tendencia observada con motivo de la pandemia. 

Vacuno Mayor Asturiano.

Además, en 2021 se continúa consolidando la Marca de Garantía Vacuno Mayor Asturiano. Se han certificado un total de 423 animales, distribuidos en 242 vacas, 65 bueyes, 10 toros, 47 novillos, 1 cebón y 58 añojos, que suponen 173.280 kilos, y que han generado un valor comercial en el sector primario de 688.950€. Si bien hay que destacar que se han certificado animales de todas las categorías amparada por la marca, resulta llamativo el importante crecimiento en el número de bueyes asturianos comercializados, que se ha triplicado respecto a la anualidad anterior.

La Marca de Garantía ya integra 695 explotaciones ganaderas (3% más que en 2020), 7 mataderos y 20 mayoristas (11% más que en 2020), números que demuestran el creciente interés por la comercialización bajo esta nueva marca de calidad y su potencial.

En relación a este aspecto, el Consejo Regulador tiene entre sus objetivos inmediatos la transformación de la Marca de Garantía en Indicación Geográfica Protegida (IGP), lo que sin duda supondrá un nuevo impulso para la misma.

Ternera Asturiana Ecológica

En el caso de la producción de Ternera Asturiana ecológica, la tendencia ha resultado a la baja, experimentando un descenso del 17% con respecto a 2020, con 348.049 kilos y 1.384 canales certificadas.

Nuevos retos para 2022

El año 2021 ha supuesto la renovación de la directiva de la marca, tras las elecciones celebradas en marzo. La nueva junta, dirigida por el ganadero quirosano Rubén Fernández, se ha marcado entre los objetivos de trabajo reforzar la imagen del sello de calidad asturiano, los valores que representa y su prestigio, dando visibilidad especialmente a la forma sostenible y socialmente responsable de producción que encarna Ternera Asturiana.

Entre los proyectos puestos en marcha en 2021 destaca la creación del sello “Bienestar animal controlado Ternera Asturiana”, para ofrecer una garantía adicional a los consumidores en el etiquetado del producto, poniendo en valor el control realizado de las condiciones de bienestar animal, más amplias, específicas y aplicables a su modelo de producción, que han de cumplir las explotaciones ganaderas y mataderos inscritos en la marca.

Asimismo, la marca se encuentra finalizando su estudio de análisis de ciclo de vida, que permitirá conocer los impactos de la comercialización de 1 kilogramo de Ternera Asturiana, en términos de huella de carbono, huella hídrica e impacto ambiental, y cuyos resultados se darán a conocer próximamente.

Entre los objetivos para 2022 destaca la elaboración de un plan estratégico para el vacuno de carne bajo marca de calidad. La entidad tiene prevista, en el marco del mismo, la transformación de la Marca de Garantía Vacuno Mayor Asturiano en Indicación Geográfica Protegida, así como la acreditación inminente del Órgano de Control del Consejo Regulador por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC).

“Contamos con una producción maravillosa y un entorno que lo permite. Y muchos jóvenes que apuestan por hacer de la producción de Ternera Asturiana su forma de vida. Contar con un sector primario fuerte y de cercanía es fundamental. La sostenibilidad para nosotros no es una moda, es un compromiso y una forma de entender nuestra manera de producir. En la ganadería de carne asturiana hay un enorme futuro sobretodo porque tenemos un producto de excelente calidad bajo cualquier parámetro que se mire y grandes profesionales a lo largo de toda la cadena. Y el consumidor debe saber que comprando Ternera Asturiana está contribuyendo decisivamente al sostenimiento de campo asturiano, al cuidado del medioambiente y a la economía de la región”, asegura Rubén Fernández.

Ternera Asturiana, la mejor carne de Europa.

La carne de “Ternera Asturiana” es un alimento saludable por su bajo contenido en grasa, que además presenta una elevada proporción en ácidos grasos omega 3. Se trata de un producto rico en proteínas de alto valor biológico, siendo una excelente fuente de aminoácidos esenciales, vitaminas hidrosolubles (B12, niacina, ácido fólico) y minerales fundamentales (zinc, magnesio, fósforo, selenio) así como hierro de elevada biodisponibilidad. Recientes estudios sitúan a la raza Asturiana de los Valles como la mejor raza de producción cárnica de Europa.

Pero además de su salubridad, la carne de “Ternera Asturiana” aporta al consumidor un valor añadido en cuanto a la calidad y seguridad de los productos amparados por la marca. De ello se responsabiliza el Consejo Regulador, que ha establecido unos exigentes requisitos en su Pliego de Condiciones, aprobado y avalado por la Unión Europea, que extiende los controles a lo largo de todas las etapas de la producción, desde la cría hasta la venta del producto, mediante un equipo de inspectores propio.

De esta forma se garantiza que la procedencia de los productos amparados por la marca “Ternera Asturiana” corresponde exclusivamente a animales de las razas de vacuno asturianas, entre los 6 y 18 meses de edad, nacidos, criados y sacrificados en Asturias.

IGP Ternera Asturiana certificó casi 7 millones de kilos en 2021
Comentarios