miércoles 18/5/22

El pasado viernes se fallaron  y entregaron los primeros Premios de Investigación y Comunicación José Ramón Lueje, como denominó el Premio EL FIELATO, en una clara cesión de protagonismo y de sacar réditos comerciales.
Cuando inventé el Premio, quise que fuera el mejor dotado económicamente de Asturias. Quise que fuera para los rapaces de esta Comarca, que tanto me dio y con la que estoy en deuda. DOCE MIL EUROS en becas de estudio –esas que la golfería política and company suprimen a velocidad del rayo– no son moco de pavo. ¿Alguien da mas?
Echa la entradilla vamos a entrar en harina. Los dos tipos que más contentos tenían que estar celebrando esta iniciativa mía, deberían ser el Presidente del Principado de Asturias y el Rector de la Universidad de Oviedo. Dos tristes, dos tipos a los que jamas vi mirar de frente, siempre para la bragueta; siempre llorando; siempre pidiendo y dando disculpas. Pues ni Fernández ni Gotor vinieron a participar de la entrega de unas becas a chavalinos de pueblos, a esos que ellos dos condenan a la incultura (se maneja mejor a borregos). A esos dos me refiero hoy. Menudo par de ejemplares. Al que opta a ser presidente, que será el más votado, aunque dudo que presida ni la comunidad de vecinos del barrio “obrero” de Somió, lo tengo más que tratado.
No, triste minero, no. Tu serás muy ingeniero (yo creo que tanto tiempo mangándola, ya ni te queda el oficio) pero yo soy mucho mejor que tu en lo mío. ¿Qué empresa creaste tu? ¿Cuántas iniciativas tuviste, para evitar que cerraran las minas? ¿Cuántas reverencias le hiciste a “cagunmimantu” Villa? Yes lo que yes,  un sujeto que lleva jorobando décadas a Asturias. Por hoy me relajo contigo, no te mereces tanta atención.
Y al otro ausente, el del birrete y toga, Vicente Gotor, a ese no lo conozco como al pájaro antes descrito. Lo saludé una o dos veces en mi vida, y supongo que no le inspiraría el menor interés, cosa que me honra. Otro fulano que al que veo triste, como la Universidad que está llevando a la porra, pero que no suelta el machito, como el otro.
Un de Mieres y otro de donde la Dolores (si vas a Calatayud pregunta por la ….). De casi la misma quinta. Que no dejan paso a la juventud porque, que uno sepa, a los 67 años del Fernández y los 68 del docto académico lo que se debe es estar jubilado. Máxime con la  pasta que no les faltará y la máxima pensión.
Qué pena. Que Asturias esté gobernada por un par de vieyos que quieren seguir jorobándola. Espero que para el año que viene ni a uno ni a otro los tengamos que invitar. Me alegro: eso significará que ya nos dejaron en paz.
Y encima el año que viene celebramos los XXV años de EL FIELATO.  Tengo la gran esperanza de que ni el uno ni el otro sigan en su machito hundiendo Asturias.
 
                                                                                                                                 [email protected]

Dos tristes ausentes
Comentarios