jueves 9/12/21
BORJA

Volar

Rafael Alberti, gran escritor y pintor perteneciente a la Generación del 27, en este y en otros muchos asuntos pensaba igual que yo.

avioneta-volar.jpg

“Yo no quiero morir en tierra: me da un pánico terrible. A mí, que me encanta volar en avión y ver pasar las nubes, me gustaría que un día el aparato en el que viajo se perdiera y no volviera. Y que me hicieran un epitafio los ángeles. O el viento”  Rafael Alberti.

Me manda un amigo esta frase que define perfectamente lo que yo siento. Rafael Alberti, gran escritor y pintor perteneciente a la Generación del 27, en este y en otros muchos asuntos pensaba igual que yo.

Apoyado en la frase de marras escribo a mis amadísimos parroquianos para que me dejen de dar la tabarra sobre si volveré o no a volar: volveré Dios mediante en un par de meses, es decir: un año después de mi accidente.

Y si por no volver a volar supiera que moriría antes, me lo pensaría. Nadie sabe cuando te vas a morir y para vivir jorobado sin volar, pues como que no.

Además estamos de celebración de las bodas de plata de EL FIELATO y tienen uno muchas cosas que hacer como para detenerse a escuchar bobadas de los doctos eruditos. A esos, que los escuchen los políticos, que por fin ya van dimitiendo hasta ministros y me da que nos obligarán a ir a votar otra vez. Yo, como soy siempre rebelde, no pienso echar ni un minuto para estos fulanos, que lo único que hacen es robar (no todos, pero sí la mayoría), me vuelvan a invitar a seguir su juego. De haber nuevas elecciones me imagino que la gente los mandará a escaparrar y la abstención será notable. Claro está, que a estos psicópatas que nos gobiernan les importa un bledo. Gastarán un pastizal en urnas y demás zarandajas, aunque los Españoles ya les dijimos que no queríamos seguir con lo mismo.  Me da que hasta dentro de un año seguiremos con los “Rajoy Boys”. Menos mal que los jueces, como ahora los deben de dejar en paz, van a meter en la trena a muchos popes políticos tipo Rato, Barberá y quien Dios sabrá. España no se merece tener a un sujeto como Pujol diciendo que si lo meten en la trena hunde la democracia con su dossier. Con un poco de suerte, en los próximos meses veremos a algún Pujol en el chabolo y a otra manada de golfos en la sombra. Mira que si los Jueces de esta pueden trabajar sin presión política y logran que Pujol devuelva los 3.000 millones de euros que dicen robó. Corcho: con esa acción (llamémosla Pujolada) los niños pequeños que pasan hambre, ya no la pasarán y los millones de personas que lo están pasando mal podrán ser más felices. Soñar es gratis, pero si los “Rajoy Boys” descansan de la política igual muchos infelices sonríen. Anda que les den.

 

 [email protected]

 

Volar
Comentarios