lunes. 08.08.2022
Vipru Bimenes, se llama esta iniciativa innovadora

De la ganadería, a la mesa: Isabel Pruneda comercializa y reparte carne por Asturias

isabel-pruneda-vipru-bimenes
Isabel reparte sus lotes de carne en un furgón climatizado.

Vipru Bimenes

Jugosa, tierna y con mucho sabor. Así es la carne de ternera que comercializa desde hace nueve meses la naveta Isabel Pruneda Bode a través de Vipru, un proyecto innovador que puso en marcha el pasado mes de junio y que toma el nombre del acrónimo de la ganadería familiar, Villa Pruneda, ubicada en el municipio de Bimenes y que suma un centenar de reses que se crían en invierno en la cuadra y en verano en los pastos de los montes de Peñamayor.

Amante incondicional y defensora del mundo rural, Isabel procura a sus animales el mayor bienestar y también cuida las tradiciones​. Para hacer un encargo, hay que llamar al 637 773 962.

«De la ganadería, a la mesa», resume su iniciativa esta ganadera que suma casi dos décadas en el sector y que se inscribió como profesional en 2013.

Precisamente, en lo cercano está el secreto de su éxito y de la calidad de su carne. Un trabajo para el que cuenta con la colaboración de su marido, Pedro Villa, y también de sus hijas, Yoli y Laura. «Los clientes llaman para hacer sus pedidos, los apunto en una lista y cuando tengo los suficientes envío el animal al matadero, lo recojo directamente de la sala de despiece preparado en lotes de cinco o de diez kilos y lo reparto», explica.

isabel-pruneda-vipru-bimenes-01
Isabel Pruneda, en su ganadería, con Pedro Villa y sus hijas Laura y Yoli.

En cada lote incluye chuletas, filetes, carne picada, para asar y guisar, para el cocido, churrasco y costilla. «La idea surgió para dar una mayor rentabilidad a la ganadería y la verdad es que estoy muy contenta con el resultado y agradecida a los clientes, que son cada vez más», señala. Clientes que además de la comarca, se extienden por Siero, Langreo, Oviedo o Gijón. Para hacer un encargo, hay que llamar al 637 773 962.

Amante incondicional y defensora del mundo rural, Isabel procura a sus animales el mayor bienestar y también cuida las tradiciones. Cada temporada, protagoniza una subida a pie a los pastos comunales de Peñamayor con su cabaña ganadera, la más numerosa de Bimenes, que permanece en el monte entre los meses de junio y octubre.

Tengo más ideas y me gustaría llevarlas a cabo, pero lo cierto es que cualquier cosa conlleva muchísimo papeleo

Y tampoco es ajena a la situación del sector. «Los costes están subiendo muchísimo y se complica todo, pero yo quiero intentar que el campo sea mi medio de vida aunque no nos lo ponen nada fácil», afirma. En su cabeza bullen otros proyectos. «Tengo más ideas y me gustaría llevarlas a cabo, pero lo cierto es que cualquier cosa conlleva muchísimo papeleo», reconoce.

De la ganadería, a la mesa: Isabel Pruneda comercializa y reparte carne por Asturias
Comentarios