miércoles. 28.09.2022
ENTREVISTA

«Nunca creí que iba a llegar tan desilusionado a unas fiestas del Carmín»

«Nunca creí que iba a llegar tan desilusionado a una fiesta del Carmín», señala el presidente de la Sociedad de Festejos de La Pola, Jenaro Soto, quien afronta su segundo Carmín, desde su regreso, con mucha desilusión. 


Se lamenta de la falta de colaboración de un sector de la hostelería.

GENARO SOTO.jpg

La falta de apoyos de los vecinos, que no se vuelcan con la entidad como le gustaría, la ayuda de una parte del sector hostelero y las instituciones, especialmente  el Principado que les retiró la subvención, le lleva a barajar la posibilidad de abandonar el cargo o adelantar las elecciones.

- La Pola comienza a vivir las fiestas de Nuestra Señora del Carmen y Carmín...

- Nunca creí que iba a llegar tan desilusionado a una fiesta del Carmín. No puedo hacer las fiestas que yo quiero por la falta de presupuesto. Se calculó un presupuesto, de 180.000 euros, en base al ritmo de la captación de socios del año pasado, donde se consiguieron 200, y en lo que llevamos de ejercicio tan solo contamos con 15 altas. Esta falta de apoyos nos obligó a tener que bajar el presupuesto en unos 20.000 euros.

  - ¿Esta desilusión tan solo es por la falta de la respuesta de los vecinos, o hay más motivos?

- En general podría decir que es un poco de todo,  por la falta de socios y la falta de colaboración de un sector de la hostelería e instituciones. El Principado nos retiró su subvención y nos encontramos con etapas donde cada vez es más difícil programar actividades. Por todo ello, estoy meditando muy mucho, si abandonar este año, o como anuncié en el libro de las fiestas adelantar las elecciones.

- ¿Esa falta de colaboración a la que hace referencia también se refleja en la marcha del Museo de los Güevos Pintos en el que tiene tanta ilusión puesta?

- Estoy muy “contento” con la respuesta de los vecinos, a pesar de los llamamientos que realice en La Pola y entre los colectivos. Tan solo he recibido 3 Güevos Pintos para formar parte del museo y después la gente  presume de las tres fiestas de La Pola: Güevos Pintos, El Carmín y Comadres. Además, sigo esperando por el local en el que se expondrán las piezas con las que ya contamos en el concejo, que se me prometió desde el Ayuntamiento. Mientras tanto, en poco tiempo, se podrán ver en una muestra en Parque Principado.

- Hace referencia a la retirada de la subvención regional, pero de la municipal ¿no está contento con la ayuda del Ayuntamiento?

- Por convenio contamos con 33.000 euros para las fiestas de La Pola- Comadres, Güevos Pintos y Carmín-. Si bien nos parece poca la subvención del Ayuntamiento es el mal menor, hasta la fecha no hay queja. Aunque creo que había que incrementarla en un 20-25% de subvención municipal, una ayuda que más bien la había que entender como una inversión, no sólo para festejos, sino también para el comercio y la hostelería de Pola.

- Vuelve a apostar como fin de fiesta por el baile de la Kermesse, ¿le da otra oportunidad?

- Si, este es el último año de la kermesse. Si no funciona no se volverá a hacer.

- - ¿ Qué asistencia baraja para considerar el baile fin de fiesta como exitoso?

- Un mínimo de 1.200 personas.

- A parte de un posible adelanto de elecciones, ¿baraja alguna otra medida?

- Todo el mundo tiene derecho a opinar de las actividades de una entidad privada, pero serán los socios quienes tomen las decisiones en la próxima asamblea, donde les plantearé la posibilidad de realizar actividades, exclusivamente para socios o la posibilidad de sacar la fiesta del casco urbano. Ya hay dos acuerdos de la asamblea en los últimos 20 años para que Festejos tirase por las cosas que competen a Festejos. Somos propietarios de la marca y si alguien quiere hacer actividades con ese nombre, nosotros lo alquilamos.

«Nunca creí que iba a llegar tan desilusionado a unas fiestas del Carmín»
Comentarios