martes 22/9/20
OPINIÓN

Woody Allen quiere jubilarse en Oviedo

La dirección de la Fundación Amigos de la Opera de Oviedo se entrevistó a la chita callando con Francisco-Alvarez Cascos

 

No puedo por menos traer a colación las palabras pronunciadas el otro día en Nueva York por el genial Woody Allen: “Cuando me jubile mi lugar preferido para vivir es Oviedo”. Me emociona que cambie la calle de Uría por la Quinta Avenida. El, junto con Mafalda, ocupan lugares céntricos con sus estatuas en la capital de Asturias. La del gijonés Arturo Fernándezestá más lejos de la plaza de La Escandalera, pero está que para eso es un actor incombustible e hijo adoptivo de Oviedo. Unos van y otros vienen. Mi espía preferida, la XPXIII, me comenta que quien se va a residir una temporada a los Estados Unidos es el vicepresidente de FADEJacobo Cosmen que el grupo no para de expansionarse y en este mundo global en que vivimos uno no se debe dormir. Tengo reconocer que el equipo de FADE está trabajando bien desarrollando su labor en una tierra en crisis y balbuciente. El otro día estuvo en visita oficial en el Principado el embajador de China y el gobierno autonómico apenas lo paseó por la región. Si en vez de ser Javier Fernández el presidente de Asturias fuera Vicente Alvarez Areces salen hasta en el telediario nacional. ¡Que malos vendedores somos de lo nuestro!. Eso si, voy por la calle Cimadevilla y saludo a mi admirada colega Regina Buitrago al frente de una treintena de japoneses. Ejerce de guía de turismo y con gran éxito. Me alegro por ella y por Oviedo.

Ayer la dirección de la Fundación Amigos de la Opera de Oviedo se entrevistó a la chita callando con Francisco-Alvarez Cascos. Aunque gijonés nacido en Madrid el general secretario fue muy receptivo a los planteamientos de Jaime Martínez y su equipo y no solo por abrir la Opera a la ciudad de Gijón con varias sesiones en el Teatro Jovellanos. El contacto con los grupos políticos asturianos viene produciéndose por parte de la Fundación Amigos de la Opera de un tiempo para acá. Solo queda entrevistarse la próxima semana con Izquierda Unida. En su momento habrá que preguntar a los de la coleta si les gusta el belle canto. Los Amigos de la Opera de Oviedo también están ampliando su colaboración con el concejo de Carreño con gran contento de su alcalde Manuel Angel Riego González. De siempre el ayuntamiento saca jugo a su coqueto teatro, el Prendes, dirigido por por un eficaz Alain Fernández. Candás es mucho Candás que diría su distinguido hijo, fallecido hace años, el granAgustín Santarúa.

Les juro que hoy dormiré como un lirón sin acordarme del lío catalán que mañana ocupará ríos de tinta en los medios de comunicación. Hace años trabajé para una empresa catalana y cada dos semanas tenía que viajar a la Ciudad Condal. Mucho han cambiado las cosas porque guardo muy buen recuerdo de aquella sociedad. En todo caso, a veces noté cierto desconocimiento de la realidad asturiana pero su sentido comercial enseguida corregía el enfoque. Pienso que al final a todos se les ha ido el tema de las manos y no se trata de lo que vaya a ocurrir mañana, que además no tendrá efecto legal alguno, pero sí práctico. Cuando a una sociedad se le prende una mecha con promesas difíciles de cumplir resulta muy difícil apagarla y reconducir a la ciudadanía. A la esperpéntica situación que se está dando en muchas situaciones del panorama político español solo nos faltaba la colombiana. Rajoy, espabila ¡Por Diós!.

Debo cerrar esta crónica con una mala noticia que me llega de mi querido pueblo de Cuturrasu en Langreo. Ayer fue encontrado muerto en su domicilio mi buen amigo desde hace 30 añosPlácido García Baragaño. Todavía estuvimos junto con José Pín y Senen el pasado mes de septiembre con motivo de la fiesta de Santa Apolonia. Fue minero en el Fondón y sufrió un gravísimo accidente hace años del que le costó reponerse. Soltero volcó muchas de sus energías en la organización de las fiestas de este pueblo situado por encima de Lada. Cada año por la fiesta de Santa Apolonia nos reuníamos los cuatro citados a celebrarla en Casa “La China”. Así desde hace 28 años, sin fallar ni uno solo. Es una de las cosas buenas que tiene el periodismo. El contacto con eventos sociales hace que la relación termine en amistad que es lo que me ocurrió con estos vecinos de uno de los pueblos más bonitos de Asturias, en lo alto de Langreo, y muy cerca del cielo donde ya estará mi buen amigo descansando. Echaré de menos nuestras amistosas discusiones sobre el Sporting, era rojiblanco cerrado, y el Real Oviedo, y también sobre la minería de la que fue un gran profesional. Descansa en paz. Desde el cielo Cuturrasu siempre lo tendrás a tiro de piedra.

Woody Allen quiere jubilarse en Oviedo
Comentarios