viernes 15/1/21

«Vamos a ir hasta donde tengamos que ir para que el tren cremallera a Los Lagos se haga realidad»

José Manuel González Castro.
José Manuel González Castro.

Entrevista con el alcalde de Cangas de Onís

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque de los Picos de Europa, un documento que llega después de quince años de larga espera (el Tribunal Supremo tumbó en el año 2005 el último PRUG) pasaba la pasada el trámite del Patronato del Parque Nacional con 27 votos a favor, 4 abstenciones y 4 votos en contra. En contra votaron los grupos ecologistas y el Ayuntamiento de Cangas de Onís. Los ayuntamientos de Onís, Peñamellera Baja y Cabrales se abstuvieron, mientras que los alcaldes de Amieva y Peñamellera Alta, los dos de Foro, decidieron no participar en la reunión como protesta por «la falta de inversiones en los municipios».

El alcalde cangués, José Manuel G. Castro, es de los que cree que el nuevo PRUG está redactado «dejando de lado a los que vivimos aquí y muy en particular a los pastores y ganaderos de los Picos de Europa».

– El borrador del PRUG que les pasaron el año pasado no prohibía la construcción de “líneas ferroviarias, trenes cremallera y estaciones de esquí˝, que sí prohibe taxativamente el PRUG que aprobó la pasada semana el Patronato del Parque Nacional. ¿Que ha pasado en estos meses para que se haya modificado el criterio?

– Efectivamente, el avance del PRUG que nos pasaron el año pasado y al que nosotros hicimos varias alegaciones no decía nada a cerca de la posibilidad de construir remontes o trenes cremallera, como el tren cremallera a Los Lagos de Covadonga por el que apostamos desde Cangas de Onís. ¿Por qué ese cambio? Pues resulta que tres grupos: la Fundación Oso Pardo, la Fundación Naturaleza y Hombre y la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos presentaron varias alegaciones y una de ellas era la prohibición expresa de dejar construir trenes cremallera. Esas alegaciones las firmó el director de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Gerardo Báguena, una persona que siempre ha tenido las puertas abiertas de este Ayuntamiento, con el que hemos colaborado cuando nos ha requerido para cualquier cosa. Yo la verdad que me siento traicionado, porque creo que al menos nos podría haber advertido que iban a alegar en contra de un proyecto que toda la Comarca respalda. Y además de traicionado, en la más absoluta indefensión, parece una tomadura de pelo.

No puedes dejar campar al lobo a sus anchas en los Picos de Europa y a la vez pretender que aumenten los rebaños de cabras y ovejas, eso es incompatible.

– Con esa redacción tan explícita en el PRUG, ¿queda la puerta cerrada al tren cremallera?

– Parece que el Principado no quiere el tren. Aceptaron la alegación para prohibir el tren, pero sin embargo dejaron la puerta abierta para hacer el remonte desde el Repelao al Santuario de Covadonga. Vamos que el artículo del PRUG parece redactado ad hoc, pero nosotros vamos a ir hasta donde tengamos que ir para que el tren cremallera a Los Lagos se haga realidad. De momento estamos a la espera de que se haga público el estudio de viabilidad sobre la implantación de la infraestructura, que la Junta General pidió al Gobierno Regional que elaborase. Es curioso que en el PRUG se prohíba sin conocer el resultado de ese estudio.

Creo que todos tenemos claro que el modelo actual de accesibilidad a Los Lagos de Covadonga, con grandes autobuses diésel está trasnochado y la mejor solución, que ya existe en multitud de espacios protegidos de todo el mundo es el tren cremallera, más aún cuando nosotros hablamos del que se proyectó en 1998, que discurre fuera del Parque Nacional hasta llegar, a Buferrera.

– Pero hay otros puntos que también justifican su oposición al PRUG.

– Sí porque basta repasar el documento para ver que está hecho de espaldas a los que vivimos aquí. El PRUG deja de lado el gran problema que tienen los ganaderos y pastores ya que contempla 1.000 euros en diez años para el programa de control del lobo y para la conservación de la fauna se destinan 450.000 euros anuales. Con eso está todo dicho; pero es que además el mismo PRUG dice que hay que incrementar las cabezas de ganado menor –ovejas y cabras– en el Parque. ¿Pero es que no saben porqué casi no hay ovejas y cabras? No puedes dejar campar al lobo a sus anchas en los Picos de Europa y a la vez pretender que aumenten los rebaños de cabras y ovejas, eso es incompatible.

Y qué decir sobre las subvenciones a los municipios que estamos dentro del Parque. Mire, Castilla y León destinará cada año 220.000 euros para sus dos municipios; Cantabria 350.000 euros para los tres concejos del Parque y Asturias 245.000 euros para seis municipios. La comparación es sonrojante.

– Los alcaldes de Onís, Cabrales y Peñamellera Baja se abstuvieron en la votación del PRUG, ¿Cómo lo valora?

– Yo creo que el voto debe de ser consecuente con los beneficios que reporte a los vecinos. No voy a valorar el voto de otros alcaldes, pero sí es cierto que me extrañó por parte de Cabrales ya que el PRUG prohíbe las carreras de montaña nocturnas y eso  impedirá que se dispute la Travesera, una prueba que en los últimos años ha supuesto una inyección económica muy importante para los negocios de Cabrales. La Travesera es para Cabrales como la Clásica Cicloturista para Cangas de Onís.

«Vamos a ir hasta donde tengamos que ir para que el tren cremallera a Los Lagos se haga...
Comentarios