miércoles 18/5/22
OPINIÓN

Europa. Europa, aunque no sólo. Economía. Gaza.

Todos esos brotes verdes, todos esos destellos vividos en la economía europea, en la economía mundial han sido fruto de los centenares de miles de millones inyectados, de las reducciones de gasto público vía degradación del modelo de protección soci

¡Por fin la lectura correcta! El think-tank Ecipe: la competitividad se gana a base de inversión a fin de mejorar la productividad: recortar salarios es absurdo porque siempre habrá alguien que 'lo hará por menos'.

Por ello pienso que no tiene demasiado sentido lo que dice el Sr. Presidente del Gobierno de España: 'Se hizo lo que había que hacer', ¿para qué? ¿para que viniesen unos cuantos millones de turistas más que cada vez gastan menos en términos unitarios por día de estancia y en valores reales? ¿para que cierta ciudadanía consuma un poco más a base de desahorro? ¿para que el empleo se precarice cada vez más? ¿para que algunas empresas hayan podido exportar un poco más a base de hundir condiciones laborales y que ahora se encuentren con que la revalorización del euro esté barriendo todos esos logros?. España hizo y está haciendo lo que le dijeron que tenía que hacer: pagar los intereses de una deuda pública creciente aunque los niños se queden sin comedores en las escuelas.

Todos esos brotes verdes, todos esos destellos vividos en la economía europea, en la economía mundial han sido fruto de los centenares de miles de millones inyectados, de las reducciones de gasto público vía  degradación del modelo de protección social, de la paz que los mercados han fomentado debido a las nulas posibilidades reales de pagar todo lo que se debe,  y del hartazgo de las ciudadanías por lo vivido en los últimos siete años, de nada más. Por ello es temporal y ficticio: como una anfetamina ingerida en medio de una noche que se pretende vivir locamente.

Mientras no se aborde abiertamente el problema de fondo: el agotamiento del modelo económicosocial vivido en las pasadas décadas, nada de nada. De ahí la enorme importancia de las auditorías de la banca: el inicio de esa nueva percepción, pienso, de la estabilidad, pero no de la vuelta al 2006 como dicen los políticos: ahí no se volverá jamás.

http://economia.elpais.com/economia/2014/08/14/actualidad/1408007321_737654.html

(Publicado 15.08.2014)

 

Europa está estancada; USA está creciendo mucho menos de lo que se pensaba a pesar de que tienen a todo el planeta enganchada al dólar; en Japón se quiere luchar contra una cultura ancestral a golpe de leyes; en China su modelo particular se ha agotado; y así, más o menos, en todas partes. Lo que sucede, pienso, es que se quiere seguir pensando, se sigue pensando en términos de un modelo que ya se ha agotado: el ir-todos-siempre-a-más.

La salida a esta vía muerta en que se halla el planeta no es, pienso, MÁS, sino LO CONVENIENTE generado de forma crecientemente eficiente. Es decir, no se trata de que todos nos cambiemos de vehículo cada año y que ese vehículo sea cada vez más sofisticado y más caro, sino de que podamos solventar cada vez más cosas moviéndonos menos y de que cuando haga realmente falta que nos desplacemos el viaje se desarrolle de la forma más eficiente posible. Y así vayan pensando en cosas, en situaciones y en momentos, y vayan aplicando este razonamiento, tanto desde el lado de la oferta como de la demanda.

Ya: eso es otra filosofía, otra forma de hacer las cosas, otra conceptualización de la realidad; y sí, efectivamente: eso es otro modelo. Es decir, no se trata de parchear nada, ni de mutualizar las deudas públicas, ni de inyectar más anfetas, sino de cambiar el modo de hacer las cosas.

Y sí, a diferencia del modelo vivido y ya agotado en el que el objetivo era el de que todo el mundo tuviese un automóvil, en el que viene, pienso, es muy posible que muy pocos necesiten Europa está estancada; USA está creciendo mucho menos de lo que se pensaba a pesar de que tienen a todo el planeta enganchada al dólar; en Japón se quiere luchar contra una cultura ancestral a golpe de leyes; en China su modelo particular se ha agotado; y así, más o menos, en todas partes. Lo que sucede, pienso, es que se quiere seguir pensando, se sigue pensando en términos de un modelo que ya se ha agotado: el ir-todos-siempre-a-más.

La salida a esta vía muerta en que se halla el planeta no es, pienso, MÁS, sino LO CONVENIENTE generado de forma crecientemente eficiente. Es decir, no se trata de que todos nos cambiemos de vehículo cada año y que ese vehículo sea cada vez más sofisticado y más caro, sino de que podamos solventar cada vez más cosas moviéndonos menos y de que cuando haga realmente falta que nos desplacemos el viaje se desarrolle de la forma más eficiente posible. Y así vayan pensando en cosas, en situaciones y en momentos, y vayan aplicando este razonamiento, tanto desde el lado de la oferta como de la demanda.

Ya: eso es otra filosofía, otra forma de hacer las cosas, otra conceptualización de la realidad; y sí, efectivamente: eso es otro modelo. Es decir, no se trata de parchear nada, ni de mutualizar las deudas públicas, ni de inyectar más anfetas, sino de cambiar el modo de hacer las cosas.  propietarios de un automóvil. Lo que no es ni más triste ni peor, simplemente es diferente.

(Publicado 15.08.2014)

 

Los problemas de las economías desarrolladas: exceso impagable de deuda total, exceso de oferta de todo, exceso de población activa, sistema bancario cargado de activos contabilizados a valores muy superiores a los de mercado. A eso añadan la dependencia de todos con todos en un mundo postglobal, y una tendencia decreciente en la disponibilidad de los recursos. Eso, pienso, no se arregla con anfetas, sino con un modelo nuevo. (Y el arreglo no es volver al 2006: eso no volverá jamás).

España. ¿Cuando se dirá de una vez que la española es una de las economías más dependientes del mundo y que lo ha sido siempre?. Las exportaciones y el turismo nos van a salvar la vida, pero las exportaciones dependen de que a España le compren y el turismo de que las gentes de fuera vengan a España (pero ni en el precio de compra de esas exportaciones ni en el dinero que esos turistas gasten en su estancia España muy poco puede hacer si no invierte para aumentar el valor añadido de lo exportado ni para ofrecer servicios de alto precio orientados a un turismo de alto poder de gasto).

(Publicado 17.08.2014)

 

Se volverá a reconstruir para que en una próxima tensión se destruya de nuevo lo construido. Pienso que en absoluto es el camino.

¿De verdad se quiere la paz duradera en la Zona de Gaza?, pues lo que la Zona precisa, pienso, es crecimiento económico: como un 5% anual durante quince años, sin que su población aumente durante ese tiempo por las causas que sean: crecimiento vegetativo o inmigración.

El remedio más efectivo para obtener la paz es el crecimiento, el aumento de la renta disponible, la mejora del bienestar; y la paz realimenta el crecimiento. Es una cantidad secreta, ya, pero, ¿se imaginan en que lugar podría estar Israel si pudiera dedicar a investigación y a crecimiento el 80% del presupuesto que hoy el Estado dedica a defensa no generativa (lo que no exporta en forma de tecnología armamentística). Se habla poco de ello, pero la población israelí tiene carencias. Israel también necesita la paz para poder desarrollar todo el potencial de sus capacidades técnicas e industriales, que son muchísimas.

¿Plan Marshall para Gaza? Si es para mitigar su actual estado, vale, pero no servirá de nada si no se construye un plan de crecimiento a largo plazo. La Zona lo necesita, pero pienso que Israel también.

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/17/actualidad/1408305373_106084.html

(Publicado 18.08.2014)

 

@sninobecerra

Santiago Niño-Becerra. Catedrático de Estructura Económica. IQS School of Management. Universidad Ramon Llull.

Europa. Europa, aunque no sólo. Economía. Gaza.
Comentarios