lunes. 08.08.2022
OPINIÓN

Hacer el amor, que no la guerra

Benjamín Rodríguez Cabañas siempre ha hecho equipo con el también concejal Jaime Reinares

 

El próximo viernes, día 3, en las instalaciones del Centro Asturiano de Oviedo en el monte Naranco habrá un multitudinario homenaje al presidente de la Federación Asturiana de Kárate y concejal desde 1999 del ayuntamiento de Oviedo por el Partido Popular Benjamín Rodríguez Cabañas. De la cosecha de 1945 nació en Olloniego realizando estudios de delineante, entrando a trabajar en HUNOSA donde ocupó varios cargos hasta alcanzar el grado de jefe de 1º administrativo. En la actualidad está jubilado dedicándose a su labor municipal por un lado y deportiva por otro.

La presidencia de la Federación Asturiana de Kárate la ostenta desde 1992 siendo cinturón negro 1º DAN si bien, todo hay que decirlo, nunca utilizó sus técnicas deportivas contra algún contrario político, todo lo contrario, con sus fuertes convicciones como político de derechas al servicio del partido que lidera Mariano Rajoy siempre ha mantenido un exquisito trato con sus compañeros de otros partidos. En el desarrollo deportivo destaca por encima de todo una magnífica labor de promoción de ese deporte entre los niños. No hace mucho trajo a Oviedo el campeonato nacional infantil de kárate que se celebró en el palacio de los deportes con asistencia del alcalde Agustín Iglesias Caunedo quien recibió la insignia de oro de la Federación Nacional de Kárate ante mil familias de toda España que acudieron a Oviedo `para ver participar a sus hijos

Meticuloso y atento a las necesidades dela ciudad en materia de limpieza, recogida de basuras, pintura de fachadas, limpieza en general, etc. Benjamín Rodríguez Cabañas lleva ahora también la zona rural y acaba de ser designado por el alcalde vice presidente de Cinturón Verde. Muy aficionado al deporte, no solo al kárate, jugó al fútbol en su infancia con el club Nalón de Olloniego y en las ligas nacionales con el Santa Marina de Mieres. Además de presidir la Federación Asturiana de Kárate desde el 2004 es también vicepresidente primero de la Española.

Benjamín Rodríguez Cabañas siempre ha hecho equipo con el también concejal Jaime Reinares habiendo manifestado a sus allegados que no tiene ya intención de repetir como concejal en las próximas elecciones de mayo del 2015.

El homenaje consistirá en un acto con cena a partir de las nueve de la noche con actuación, entre otros, de Cholo Juvacho, el Coro Santiaguin, Rafa Lorenzo, Ochote Langreano, José Manuel Iglesias y Carlos Riestra.

Esta mañana falleció el ex ministro Miguel Boyer, el marido de Isabel Presley y una de las cabezas más lúcidas en materia de economía que tuvo el PSOE cuando llegó al poder conFelipe González al frente. Aún le recuerdo anunciando a medianoche la expropiación del imperio de José María Ruíz-Mateos RUMASA. Aquello tuvo luces y sombras pero demostró que la manija de la economía la tenía él en una España que no la iba a conocer ni la madre que la parió como bien dijo un día Alfonso Guerra.

Conocí a Miguel Boyer en Oviedo en la década de los 70 cuando era asesor de Unión Explosivos que por aquel entonces presidía Ignacio Herrero y era consejero delegadoLeopoldo Calvo Sotelo. Las oficinas las tenía dicha compañía en la calle Santa Cruz, en la esquina frente al hoy palacio de gobierno, y por aquel entonces comenzaba a estudiar el cierre de las factorías de Explosivos en La Manjoya y en lo que en la actualidad es el polígono de ASIPO. Fue uno de los primeros casos de deslocalización que hubo en Asturias.

Este fin de semana Oviedo celebrará la Noche Blanca con la utilización de parte de las instalaciones de la cerrada fábrica de armas de La Vega.¡Como cambian las cosas!. De fabricar Cetmes y fusiles a abrir su puertas para hacer el amor, que no la guerra. Claro que está en juego el empleo de varias decenas de familia. De ahí que si hay que fabricar tanques para los ingleses en Trubia, pues a ello. Solo queda esperar en esa noche mágica que el tiempo acompañe. Y el civismo también, por supuesto.

Hacer el amor, que no la guerra
Comentarios