jueves 9/12/21

Hace tiempo que trato de escribir algo que ocurre desde hace muchos años, y es una de las mayores injusticias que uno conoce en cuanto se refiere al normal funcionamiento de unas pequeñas y heroicas empresas que en estos tiempos logran sobrevivir. 

No se crean, a la vista de los acontecimientos, que los políticos van a solucionar algo (que se jorobe Borja), cuando un despistado Delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo Ferrera, que a la fin y a la postre es el que manda en todas las carreteras nacionales de Asturias, ni hace, ni hará nada por dar solución a un problema de chichinabo que se soluciona con menos de mil euros. Ahora ya no tiene disculpa, por decir que no transita por la carretera Nacional 634 y 625 y porque no viene a su preciosa casa palacete en Benia de Onís. No tienen disculpa, por no atender nuestras llamadas a una Delegación del Gobierno en Oviedo, que desde mi punto de vista va como el PP en Asturias: a lo suyo que hay mucho que arreglar. La inquieta jefa de filas Populares, Mercedes Fernández (Cherines), con chofer y coche oficial también lo sabe, pero la injusticia no sólo sigue ahí, sino que se mantiene a pesar de las múltiples denuncias desde este su Periódico.

PROHIBICIONES

Cuando usted circula por la N-625 de Arriondas a Cangas de Onís se encuentra esta señal que ve en la foto (1), en un lugar con mucha más visibilidad que otros puntos que les mostramos a la salida de un puente (Soto de Dueñas, foto 2). Ahí no hay señal alguna que prohíba girar a la izquierda o derecha con el inminente peligro para los conductores que por esa rápida vía circulan. Pero la cosa no termina ahí. Son muchos más puntos en la carretera 634 que perjudican al conductor y benefician al Estado, cuyo representante máximo es Gabino de Lorenzo Ferrera. Y es que si usted circula detrás de un camión  a la altura de Carancos (Muebles Balbín), es como si enganchara en el tren de la estación anexa y va detrás de él hasta la salida de Nava (Foto 3). Y lo más seguro, hasta la entrada de la autopista allá por tierras de Siero, concretamente en Lieres. Un “iluminado” al servicio del anterior Delegado del Gobierno Antonio Trevín, decidió que una raya continua de kilómetros solucionaría algunos accidentes. Ahora el lugar de los mismos se “trasladó” donde acaba el calvario de la fila india, es decir donde Gabino de Lorenzo Ferrera y sus subordinados decidieron que se podía adelantar. Pero es que hasta en eso son despistados. Porque la raya discontinua que hay a la altura de los almacenes de Muebles Balbin (donde más de uno perdió la vida recientemente) está mal, y te permite adelantar donde no hay visibilidad .

Entonces el ciudadano normal que circula por tal vía, se puede encontrar con sorpresas desagradables.

Años tardaron en poner raya continua en un cambio de rasante a la salida o entrada de Villamayor, de la que vienes o vas a la capital, donde los políticos cumplen a rajatabla su máxima: SER EL SEGUNDO PROBLEMA DE LOS ESPAÑOLES.

A PIE DE CARRETERA

Predicar en el desierto, pero cuando vuelva a producirse un accidente le mandaré el enlace de elfielato.es al actual Delegado del Gobierno, hombre cercano, atento y que siempre me dio el máximo de facilidades para hablar con él. Ahora se rodea de un jefe de filas, -Señor Mortera,- que nos debe meter en su “mortero” para machacarnos como al ciudadano de a pie. Por desgracia, el por mi llamado de forma cariñosa y jovial “Gabino de Onís”, no debe de utilizar la N-625 para llegar a sus posesiones en Onís. Pero si así lo hiciera o alguien le mandara elfielato.es, seguramente que en un abrir y cerrar de ojos, los de  los Talleres de la Renault, de mi buen amigo Maxi, tendrían un acceso fácil, seguro y, no tan peligroso como el que les mostramos en Soto de Dueñas. Pero hay muchos más, salidas y entradas a la general de pequeñas casas; puntos en los que no ocurren más accidentes porque la misericordia de Dios es infinita. No quiero dejar en mis “oraciones” a los grandes empresarios y sufridores del señor Ferrera, a quien en otros tiempos hasta el propio Ministro de Obras Públicas, Francisco Álvarez Cascos les prometió ayudarles en el problema de sus entradas a los negocios.

En aquel entonces (ya llovió) recibió en mano una carta de los empresarios del polígono de Les Roces a la orilla de la carretera general, pidiéndole su intervención en tan nimio problema. Ante la nula respuesta, primero Trevín y luego Ferrera, seguramente enviaron a una patrulla de la Guardia Civil, que cumpliendo con su deber y tras órdenes de la superioridad, multan y recaudan para que los políticos , que son el segundo problema de España-, paguen a choferes y coches de alta gama (bueno, ahora disimulan y sus coches son más discretos).

A don Gabino de Lorenzo Ferrera, que vuelva aquel buen gestor en la capital del Principado; al señor Mortera que se ponga al teléfono y no desprecie a los Medios de Comunicación líderes en La maravillosa Comarca de Los Picos; a la Delegada del Gobierno en otros tiempos, Mercedes Fernández (Cherines), un saludo y que mande al chofer en horas de “trabajo” (muchas a la espera de que su jefa salga del recinto parlamentario) para que le informe de las barbaridades que pueden ver en las fotos, que un día de estos les ampliaré en un vídeo.

Como la  vocación de servicio a los demás desde la clase política es lo justo, no nos harán ni caso y más de un infeliz morirá, o mucho peor, viajará toda su vida en una silla de ruedas. No me extraña que sean el segundo problema de España, últimamente todo el día metiéndose con el de Podemos y acusándole de lo que se les ocurra: el miedo a perder el chollo político hace que por su puestín maten. Como la Belen Esteban, sólo que aquella por su hija mata y estos por la mamandurria actúan de la misma manera.

A don Gabino de Onís un saludo; a Mortera que no me meta en su mortero; a Cherines, que cada vez la veo más guapa; a Trevín, que vuelva para nuestra Comarca y se deje de alcaldías capitalinas. Y a los del Polígono de Les Roces que no piensen que un humilde Periodista de Pueblo puede con todas estas  gentes de comportamientos singulares. 

Marcas Viales o palos a sociedades
Comentarios