sábado 4/12/21

La horrible fotografía que ven ustedes, puede hacerles darse cuenta de que el Gobierno Autonómico y municipal se preocupan muy poco porque en la Natural Asturias, no ocurran cosas como la de los tendidos eléctricos que afean a una estupenda vista desde un precioso hotelito rural situado en Sebreñu (Ribadesella). Omito deliberadamente, para no causarles a sus dueños ­coincidentes con otro importante restaurante de la Villa,­ el menor de los problemas.

Entro en la historia de los cables que impiden una vista maravillosa desde el comedor del restaurante referenciado. Se ven perfectamente la playa y el mar en toda su dimensión. Yo sugeriría al posible visitante, que ni se le ocurra mirar hacia el oeste. Sin querer, verán la barbaridad urbanística que se permitió ­no hace muchos años­ a la salida de la Villa en dirección a Tereñes (anda que en tal lugar no se cometieron barbaridades urbanísticas de “apelotonamiento” de casas y chalecitos).

Fíjense cómo será, que las viviendas sociales construidas ya justo en el cruce hacia la localidad de Tereñes, donde veraneaban ilustres periodistas en otros tiempos, son muchísimo más guapas que el horror anterior. Siempre que paso por el lugar que describo (para el lector de Arriondas, Llanes u otros lugares), me doy cuenta del gusto tan singular de la mayoría de los arquitectos.

Me pierdo y vuelvo a la historia del hotelito de Sebreñu, ­en el que sus dueños pagarían decenas de miles de euros en conceptos de permisos, licencias y mil historias propias de unos gobiernos ávidos de pasta gansa “impuestil”, y que luego permiten las barbaridades “cableras” de Telefónica y EDP.

Dirán las diferentes administraciones que ellos nada pueden hacer. ¿Cómo que no? Ustedes probablemente no sabrán que las eléctricas que nos abrasan con sus abultados recibos, tienen la obligación de soterrar esos cables a petición de parte. Y al Ayuntamiento, probablemente no le costará un euro.

Eso sí, muchos papelotes y multitud de llamadas. Pero por dar alguna idea, ahora que usted puede contratar la luz con quien estime oportuno, puede pactar con EDP, que o le soterrarán algunos cables (no todos, pero sí en este caso por ejemplo), o cambiar a Iberdrola, que seguramente con el pastizal que pagarán todos los vecinos a través del Ayuntamiento, soterrará lo que haga falta a coste 0. Claro está, que a lo mejor el ayuntamiento debe una pasta a EDP en concepto de diferentes conceptos energéticos, y probablemente por  eso los vecinos que pagan sus impuestos, no podrán ver las cosas como deben de ser en una Asturias que de Paraíso Natural cada vez va teniendo menos.

[email protected]

Turismo, Ribadesella y líneas Eléctricas
Comentarios