jueves 09.04.2020

Piloña se apunta al "kintsugi" para recuperar su cerámica

Taller de kintsugi en Infiesto.
Taller de kintsugi en Infiesto.

Taller de Kintsugi en Infiesto

La Casa de Cultura "Marqués de Vistalegre" de Infiesto acogió esta tarde un taller de kintsugi, técnica de origen japonés que consiste en arreglar fracturas en piezas de cerámica. La actividad, que forma parte de la programación que el Ayuntamiento de Piloña impulsa con motivo del Día de la Mujer (8M), fue impartida por la artista Noemí Iglesias, con raíces  familiares en el concejo y que gracias a una beca del gobierno de Taiwán pudo estudiar un Máster en Porcelana en la Tainan National University of the Arts.

kintsugi-infiesto-05

Noemí Iglesias explica la técnica a Rodrigo Cuevas, que no quiso perderse el taller.

Las doce plazas limitadas con las que contaba el curso enseguida quedaron cubiertas. La peculiaridad del kintsugi es que se centra en resaltar la belleza de las grietas en la cerámica, haciéndolas más visibles al ser espolvoreadas  con un polvo de color oro. Bajo esta técnica, que cuenta con más de cinco siglos de historia, subyace una filosofía vital: una pieza frágil, que rompe con facilidad, puede recomponerse con una versión mejorada. Entre los asistentes a la actividad se encontraba el artista multidisciplinar Rodrigo Cuevas.

kintsugi-infiesto-06

Paciencia y mucho tino, para llevar a cabo el trabajo.

kintsugi-infiesto-07

Tazas, platos... las que asistieron al taller trabajaron sin descanso.

kintsugi-infiesto-01

kintsugi-infiesto-04

El kintsugi tiene como peculiaridad resaltar las grietas de las piezas, que son espolvoradas con pan de oro.

kintsugi-infiesto-02

Piloña se apunta al "kintsugi" para recuperar su cerámica
Comentarios