viernes. 03.02.2023

Abuelas de premio en Noreña

El Hogar del Pensionista Abelardo Torrijos Fueyo homenajeó a Lolita Noval, Mayuyi Pinedo, María Jesús Lebrato y Maxi Martínez
abuelas-norena
Sentadas, por la izquierda, Lolita Noval, Maxi Martínez, Mayuyi Pinedo, y María Jesús Lebrato.

El Hogar del Pensionista Abelardo Torrijos Fueyo, de Noreña, recuperó su tradicional fiesta anual en la que celebra una comida de homenaje a los mayores, una cita que regresó al Hotel Cristina después de dos años de parón por la pandemia.

Un periodo que, reconoció su presidenta, Rosa Mari Noval, no ha sido fácil, por lo que invitó a los presentes «a ir al Hogar con ganas de pasarlo bien». Asimismo, aprovechó su intervención para mostrar su deseo de abandonar la presidencia. «Llegó el momento de descansar, después de tantos años es doloroso dejarlo, pero también es necesario que haya relevo», explicó. Su idea es dimitir en primavera.

El anuncio no cogió por sorpresa a los presentes, toda vez que Noval lleva tiempo queriendo ceder el testigo de la presidencia, tal y como recordó la alcaldesa, Amparo Antuña. «Todos somos necesarios, pero nadie es imprescindible, con la excepción de Rosa Mari», apuntó. La regidora también alabó el trabajo «incansable» de Noval.

Por otro lado, este año fueron cuatro las mujeres homenajeadas con una placa conmemorativa, un detalle y un ramo de flores, Lolita Noval Carbajal, Mayuyi Pinedo Noval, María Jesús Lebrato González y Maxi Martínez Cuñado, que estuvieron arropadas por sus familias. «Las cuatro son mujeres encantadoras y merecedoras de este reconocimiento por su dedicación al Hogar, en el que son muy apreciadas», destacó Noval. Por su parte, la edil María Luisa Fonseca apuntó que «son mujeres que contribuyen al progreso y desarrollo de la asociación» y la alcaldesa añadió que «son un ejemplo».

Se da la circunstancia de que aunque las cuatro son vecinas de Noreña, nacieron en Siero. Lolita lo hizo en Celles, donde su familia tenía una ganadería y atendió el puesto de carne en La Pola, en el que también vendía productos del campo. Mayuyi, natural de La Carrera, trabajó en las empresas cárnicas en Juntamar y La Carmina y destacan de ella su disponibilidad para ayudar. María Jesús es de El Berrón. «Anima las tertulias con su buena memoria», apuntó Noval. Por su parte, Maxi trabajó desde muy joven como chacinera en El Berrón primero y después en Noreña.

Abuelas de premio en Noreña
Comentarios