jueves. 11.08.2022
PONGA

La cocina de Julia Canal en El Puente de Ponga

El Restaurante El Puente de Ponga, en Sellañu, es una opción muy recomendable para aquel que quiera degustar cocina casera en un establecimiento acogedor y con detalles como la música en vivo para acompañar el vermú de los domingos.


Cocina casera, con el toque de la cocinera y música en vivo para acompañar el vermú de los domingos.

julia-canal-el-puente-ponga.jpg

Julia Canal regenta con su marido El Puente de Ponga, una casa de comidas en la localidad pongueta de Sellaño, con el espíritu de lo que en su día fue aquel bar tienda de Hermógenes.
Julia es la responsable de la cocina, donde elabora recetas tradicionales con un toque personal, que ya le ha servido para que algunos platos sean santo y seña de la casa, como el guiso de ternera, las albóndigas o el cabritu con patatines.

Huevos con picadillo y patatas fritas.

En El Puente de Ponga se puede tapear picadillo, callos, patatas bravas, croquetas de jamón, croquetas de espinacas y queso, revueltos, tortilla española, chorizos a la sidra..., probar alguna de las ensaladas como la de escabeche con bonito del Norte, la de jamón Ibérico y tomate, la Capresse, o disfrutar con platos como la pechuga de pollo rellena, el cachopo o los fantásticos huevos fritos con patatas, chorizo o jamón. «Utilizamos productos de la tierra, con Denominación de Origen»; apunta Julia, que pone como ejemplo la fantástica Fabada que cuece al fuego.

Música en vivo

En la temporada de invierno El Puente de Ponga cierra los lunes y martes, y los fines de semana apuesta por las sesiones vermú con música en vivo. La próxima será el domingo, 11 de octubre, a partir de las 13.30 horas con “Swing XXI”. En las últimas semanas han tocado en el establecimiento pongueto músicos de folck, blues..., que han convertido los vermús dominicales en Sellañu, en toda una referencia. El local cuenta con un piano «nos gustaría ofrecer también alguna jam session, el piano está aquí y puede tocarlo aquel que le apetezca».
Hace un año que Julia ponía en marcha el Puente de Ponga, «vivía en Gijón, y no me había planteado poner un negocio aquí, pero surgió la posibilidad, mi madre era de Cazu y yo recordaba venir a comer aquí de niña, a Casa de Hermógenes. Creo que Ponga tiene mucho que ofrecer, estamos en un Parque Natural y la cocina que hacemos nosotros es cocina de aquí, la cocina de casa. Y la atención que ofrecemos es familiar, lo que no quita que sea profesional, porque eso está por encima de todo y es también uno de los pilares de nuestro negocio».

El Puente de Ponga está en pleno Parque Natural.

La cocina de Julia Canal en El Puente de Ponga
Comentarios