jueves 9/12/21

Luis Vigil, director de Kamante Teatro

Con la vista puesta en la Feria Europea de las Artes Escénicas para niños y niñas (FETEN), que arrancará el domingo en Gijón, Luis Vigil repasa la trayectoria de la compañía sierense Kamante Teatro, creada a finales de los años ochenta, profesionalizada en 1990 y, en la actualidad, con Bárbara Rodríguez, Ici Díaz y Marta Vicente como actrices.

2020 fue el año del trigésimo aniversario y también el del estreno de “Con M mayúscula”, una obra que en los últimos Premios Oh! fue reconocida como mejor espectáculo para la infancia, mejor banda sonora, mejor iluminación y mejor vestuario.

– Salimos de un año difícil, ¿Cómo afronta Kamante 2021?

– Fue un año muy complicado para todo el sector, que no deja de ser muy frágil porque vivimos de las tendencias. Pero el confinamiento sirvió como reflexión, no solo personal, también creativa, y ayudó a definir muy bien lo que queremos que sea esta compañía, buscar esa fórmula que nos permita adaptarnos y seguir creciendo. Este año vamos a centrarnos en que los espectáculos tengan recorrido, que se vean, y aprovecharemos también para investigar ideas e involucrarnos en proyectos ilusionantes a los que podamos aportar.

Una obra puede tener un mensaje muy contundente, pero a la vez multiplicidad de ellos. Vivimos en un mundo donde las realidades se entremezclan, por eso creo que los espectáculos no tienen edad.

– Si echa la vista atrás, ¿qué balance hace de estos 30 años?

– Empecé a hacer teatro por una necesidad intangible, creo que es un proceso común a todas las artes, tienes algo dentro que quema y necesitas compartirlo y en ese transitar hay un proyecto de madurez, como en la vida, y va definiendo a su vez un proyecto creativo. Ahora, mirando con perspectiva, el de Kamante es un proyecto con una gran madurez, pero no en el sentido de que esté viejo o acartonado, sino que ha sabido crecer, está muy vivo y eso se plasma en que hay una creatividad desbocada. Todavía tenemos mucho que contar como compañía.

– Ha logrado crear también una filosofía y un lenguaje propios.

– Sí, esa ha sido también parte fundamental de nuestra esencia. Apostamos también por otras fórmulas, por crear vínculos, por ejemplo la oficina estaba en casa  y ahora compartimos un espacio colaborativo donde se dan otras sinergias. Crecemos gracias a esa red de apoyo que establecemos con unos y otros y hay algo que tenemos muy claro en Kamante; hay esperanza de un mundo mejor, lo que pasa que no nos lo van a dar y tenemos que poner nuestro granito de arena.

– Defiende que hay que romper la barrera de los espectáculos para adultos y los infantiles.

– Una obra puede tener un mensaje muy contundente, pero a la vez multiplicidad de ellos. Vivimos en un mundo donde las realidades se entremezclan, por eso creo que los espectáculos no tienen edad. La barrera deberíamos ponerla en no robar la esperanza a los niños.

– ¿Qué planes tiene Kamante a corto plazo?

– El día 14 vamos a estar en el III Festival Titiritero de Utebo, en Zaragoza, con “Que viene el lobo” y a la semana siguiente de jueves a domingo, tenemos el Festival TitereSí, en Lugones, La Fresneda y La Pola. Por primera vez vamos a programar un espectáculo nuestro, así que servirá también para celebrar el aniversario.

«Hay esperanza de un mundo mejor, lo que pasa que no nos lo van a dar»
Comentarios