domingo. 26.06.2022
ARRIONDAS

Casi 500 firmas que pretenden urgir el arreglo de la piscina municipal de Parres

Usuarios de las instalaciones deportivas se quejaron en el ayuntamiento de que aún no se hayan arreglado los desperfectos ocasionados por las riadas de 2010

proesta-usuarios-piscina-2.jpg

Ocho años después de las riadas la piscina de Parres sigue sin repararse

La pasada semana, una docena de vecinos procedentes de diferentes concejos de la Comarca de los Picos de Europa, en representación de los usuarios de las instalaciones deportivas parraguesas, se quejaron en el ayuntamiento de Arriondas por el «estado de abandono» en el que, consideran, se encuentra la piscina climatizada municipal. Los representantes presentaron en el registro cerca de 500 firmas que apoyan esta misma opinión y que pretenden urgir al Ayuntamiento a mojarse de una vez con este tema y acometer los arreglos pendientes desde hace ocho años. En concreto, solicitan la reparación de las dependencias que quedaron dañadas tras las riadas de junio de 2010: un vaso para natación infantil y una zona de spa con saunas, ubicados en el sótano de la piscina, cerrados desde entonces y sin visos de ser reparados y vueltos a poner a disposición de los usuarios.

«Ha pasado tiempo más que suficiente para que el Ayuntamiento vuelva a poner en marcha estos servicios. Hay mucha gente que los necesita por salud y tienen que trasladarse a Nava o a Llanes. Esta piscina da servicio a toda la Comarca por lo que, tanto el Ayuntamiento como el Principado, deberían hacer algo», argumentaban los representantes de la protesta en Arriondas.

La recogida de firmas se empezó a hacer en el mes de febrero en las instalaciones deportivas. Durante la entrega en el registro, los representantes de la protesta se sentían decepcionados por no encontrarse de cara ni con el alcalde ni con el concejal de Deportes, ambos ausentes en ese momento, por lo que anunciaron que van a solicitar una reunión con el concejal, remarcando que su protesta es completamente apolítica y que su única pretensión es «hacer piña para llamar la atención del Ayuntamiento y que den los pasos definitivos e inviertan esfuerzos en recuperar estos servicios perdidos». También quisieron aprovechar este movimiento de protesta para extender las quejas a los horarios de las instalaciones deportivas parraguesas, actualmente muy limitados y que impiden a muchas personas hacer uso del polideportivo y la piscina, «con estos cambios en los horarios y las reparaciones pertinentes en la piscina, aumentaría el número de usuarios y ganaríamos todos, pues la piscina sería también menos deficitaria», argumentaban.

 

Casi 500 firmas que pretenden urgir el arreglo de la piscina municipal de Parres
Comentarios