lunes. 03.10.2022

Una ternera de pura raza Casina, que había nacido la pasada Semana Santa es una de las últimas víctimas del ataque de los lobos en la Comarca del Oriente de Asturias.

La xata estaba con su madre en una finca cerrada, junto a la pista que lleva desde la localidad de Llerandi (Parres) hasta la Vega de Fontecha, y allí fue donde, al menos dos lobos, –"uno grande y otro más pequeño", como certificó el Guarda del Principado–, dieron buena cuenta de la ternera, de la que su dueño solo encontró el trozo que se puede ver en la imagen superior.

Los lobos, que arrasaron en los últimos años los rebaños de ovejas y cabras, atacan ahora terneros, presa fácil para el mayor de los depredadores que sufren los ganaderos asturianos.

Foto de la ternera Casina hecha sólo unos días antes de que se la comieran los lobos.

Los lobos devoran una ternera Casina en una finca cerrada de Parres
Comentarios